Menú Principal

Vivienda, Cuidad y Territorio

nota1235_4640

Al año 2012 Atacama presentaba un déficit de 7.221 viviendas. Ese mismo año se identificaban 27 campamentos, con un total de 1.118 hogares que viven en esas condiciones. Hoy, según datos preliminares entregados por el Ministerio de Vivienda y Urbanismo, y la propia demanda plateada por los Alcaldes en los Gabinetes Sociales en Terreno, existe un déficit de más de 13.000 viviendas.

Ante ello, aseguró el Intendente, Atacama requiere como mínimo disponer de 201 hectáreas para satisfacer el actual déficit habitacional. Al mismo tiempo, las ciudades de Copiapó y Vallenar han experimentado un crecimiento explosivo de su población, originado por el auge económico del sector minero e industrial. Esta situación además ha empujado un aumento del valor del suelo, de la mano de obra y de la construcción, hecho que ha encarecido y paralizado nuevos proyectos de viviendas sociales, generando nuevos campamentos.

A esto se suma, la política de enajenación de terrenos fiscales de Bienes Nacionales, la cual ha contribuido a empeorar esta realidad, solicitando valores de suelos exorbitantes, inclusive para el mismo sector público, (proyectos SERVIU), además de contar con procesos excesivamente burocráticos, con años de duración.

Además, se debe agregar, puntualizó Vargas, la política del gobierno saliente en materia habitacional, que dispuso la entrega de Boucher de subsidios sin proyectos. Vale decir, sin tener resuelto el problema de suelo, urbanización y/0 de construcción, entre otros.

Dentro de las medidas que implementará el Gobierno, comentó la primera autoridad, está crear la Comisión Regional Interministerial de Ciudad, Vivienda y Territorio, integrada por el Seremi de Vivienda, quien la presidirá, Obras Públicas, Transportes y Telecomunicaciones, Bienes Nacionales y el Jefe de la Unidad Regional de la Subsecretaría de Desarrollo Regional, que tiene como principal tarea viabilizar y concretar diversos proyectos inmobiliarios, tanto públicos como privados, para reducir la fuerte carencia de viviendas sociales existentes en Atacama.

Fuente: Depto. Comunicaciones