Menú Principal
9 de Septiembre de 2018

Intendente Sánchez anunció que están disponibles los recursos para el pago del Bono Atacama a los asistentes de la Educación

“Me dieron la confirmación de que vamos a tener los fondos, ya los tenemos acá, y están siendo traspasados al municipio de Copiapó para que el viernes, a más tardar, puedan ellos gestionarlos”, sostuvo la primera autoridad regional.

 

Desde temprano los Asistentes de la Educación de Copiapó comenzaron a marchar por el centro de la ciudad, tal como lo habían hecho en las últimas jornadas, sin embargo, a eso del mediodía y mientras se mantenían en la Plaza Arturo Prat, el escenario cambió, cuando hasta el lugar llegó el Intendente regional, Francisco Sánchez Barrera, quien les entregó la información que tanto esperaban: Están disponibles los recursos para pagar el Bono Atacama a los trabajadores del sector y ya están siendo traspasados al municipio local para que se ejecuten los pagos a la brevedad, desatando así la euforia y los festejos de los manifestantes.

El pasado lunes, los trabajadores llegaron hasta el frontis del Gobierno Regional, donde, fiel a su estilo, se dirigió Francisco Sánchez para conversar personalmente con ellos, comprometiendo en la ocasión “hacer todos los esfuerzos posibles” por alcanzar una solución dentro de la presente semana.

Y así fue, en la jornada de hoy, apenas tuvo la confirmación de la buena noticia, la primera autoridad regional se dirigió raudo hasta la plaza, en donde se concentraban los asistentes de la educación. “Yo vine para acá porque me dieron la confirmación de que vamos a tener los fondos, ya los tenemos acá, y están siendo traspasados al municipio de Copiapó para que el viernes, a más tardar, puedan ellos gestionarlos. Ahora hay que seguir atentos para que esto no sufra ningún contratiempo, hasta que los trabajadores tengan el dinero en su bolsillo. Seguimos con el proceso que ahora ya están manejando desde el municipio pues ya cuentan con los recursos”, afirmó.

Asimismo, en un clima de algarabía, el intendente enfatizó en la importancia para el Gobierno de cumplir con los compromisos en los plazos acordados y teniendo como prioridad a las personas. “Ésta es una situación que no nos debe volver a ocurrir. Éste es un aprendizaje, hay que poner a los trabajadores por delante y tenemos que ser más ágiles en los temas administrativos. De manera que yo estoy contento por lo que hemos logrado pero, nunca debimos haber llegado hasta este punto, esta situación se pudo haber solucionado antes, si hubiésemos tenido todos los participantes la mayor voluntad. Así es que yo creo que los que se merecen todo el crédito son los trabajadores y sus dirigentes sindicales”, añadió.

Asimismo, el personero de Gobierno sostuvo que, “cuando este tema lo tomamos nosotros, yo conversé con la gente de Santiago, con el Presidente Sebastián Piñera, estábamos preocupados y movimos todo el aparato público para dar solución, porque nos parecía de la mayor necesidad que los trabajadores pudieran contar con estos fondos comprometidos, especialmente, en una época tan sentida como son las fiestas patrias”. En este sentido, la autoridad agradeció a todos quienes aportaron en la agilización de los procesos para la entrega del beneficio a los funcionarios municipales: “Yo les agradezco al personal, a la gente que trabajó en el Gobierno Regional, en la Contraloría, todo nuestro afecto. Nosotros hemos hecho todo dentro del marco legal y hemos visto la disposición de todos con quienes yo conversé, quienes pusieron lo mejor de sí para sacar esto adelante de manera ágil”, valoró.

Por su parte, Alfredo Marín Rojas presidente comunal y director regional de los asistentes de la educación, manifestó su alegría ante el anuncio realizado por la máxima autoridad regional: “Ahora nosotros estamos contentos, muy felices y mejor que ahora (el Intendente) lo dijo delante de todas nuestras bases”. Aunque, el dirigente aclaró que se mantendrán movilizados hasta que se concrete el pago por parte de la Municipalidad a cada uno de los trabajadores.

Cabe señalar que, el monto total del beneficio supera los 197 millones de pesos, de un total de 410 millones del Fondo Nacional de Desarrollo Regional (FNDR) y se cancelaría a cerca de 1.000 funcionarios.