Menú Principal
15 de Mayo de 2017

Intendente Vargas recorrió zonas críticas de Paipote para coordinar acciones y agilizar ayuda en el sector

En términos de conectividad, gracias al trabajo en terreno del Gobierno, la región presenta un 98% de avance. En materia de servicios básicos, Atacama ya cuenta con el 90% del suministro eléctrico funcionando y un 60% del suministro de agua potable en funcionamiento.

En un nuevo día de la emergencia provocada por el frente de mal tiempo que enfrentó la región el pasado fin de semana, el Intendente de Atacama, Miguel Vargas, inició su jornada en terreno, específicamente en los sectores más críticos de Paipote en Copiapó.

Tras recorrer un gran número de viviendas y diversos sectores, la máxima autoridad regional explicó que como Gobierno estamos enfocados en limpiar las calles, las viviendas, catastrar a las personas damnificadas, agilizar el proceso para contar con los servicios básicos y comenzar lo antes posibles a entregar los bonos de enseres y los distintos beneficios disponibles por el Gobierno.

Vargas argumentó que “hemos sostenido reuniones muy positivas con la comunidad de Paipote, donde las personas han planteado sus inquietudes legitimas por cierto, a partir de todo lo que ha pasado tras los aluviones del año 2015 y el actual frente de mal tiempo. Aquí nos hemos propuesto a ejecutar un plan de trabajo a corto plazo, que contenga como primera acción, la situación de las personas que se encuentran con viviendas inhabitables. Hemos acortado los plazos para tener dicho catastro hoy o a más tardar mañana. Hemos decidido abordarlo de manera conjunta con los vecinos del sector para que podamos; con los instrumentos disponibles y a partir de la declaración de Zona de Catástrofe; poder resolver este tema”.

El representante de la Presidenta Michelle Bachelet en la región, agregó también que “ya hemos acordado un plan de limpieza muy contundente para que Paipote pueda tener sus calles despejadas y sus casas sin barro en el menor tiempo posible. Hemos dispuesto de la colaboración de empresas contratistas para que puedan apoyar esta tarea de emergencia, porque no queremos que esto sólo lo realicen las familias. Estamos disponiendo de los medios y recursos para que esto se pueda materializar con prontitud”.

Para concluir el Intendente de Atacama, Miguel Vargas, dijo que “nos vamos a reunir con los vecinos de Paipote durante esta semana, para acordar un conjunto de obras de mitigación que se deben continuar materializando aquí en la quebrada de Paipote. Acá, cada obra que se realice, siempre será insuficiente a partir de los efectos que sufre una región en términos climáticos y una región que no está acostumbrada a las lluvias con tanta intensidad. Los aluviones del año 2015 y ahora éstas precipitaciones nos llama a todos y todas para ponernos a trabajar en un plan de mediano y largo plazo, que permita a nuestra ciudades estar más preparadas para enfrentar esta situación climática que llegó para quedarse”.

Bonos de enseres

El Gobierno está trabajando en terreno constantemente y planificando diariamente las ayudas para la región. En este contexto, el Intendente detalló que “estamos ocupados en la limpieza y despeje del barro, en la recuperación de las viviendas y agilizar las ayudas. Hemos dicho que vamos a entregar un bono de enseres a las familias damnificadas, equivalente a un $1.000.000. Hemos pedido al Ministerio de Desarrollo Social y al Ministerio de Vivienda y Urbanismo, contar con el catastro de las personas damnificadas esta semana para comenzar rápido con dicha ayuda”.

Enfrentando y avanzando juntos la emergencia

En términos de conectividad, gracias al trabajo en terreno del Gobierno, específicamente del Ministerio de Obras Públicas, la región presenta avances importantes. “Toda Atacama ya está totalmente conectada por tierra, salvo la ruta que une a Chañaral con El Salado y el tramo que une a Malaguín con Junta Valeriano en el Valle del Tránsito (Alto del Carmen)”.

En materia de servicios básicos, la región ya cuenta con un 90% del suministro eléctrico en funcionamiento y un 60% de avance, con el funcionamiento del suministro de agua potable por la red. La gente que no accede por la red de agua potable lo hace a partir de los planes de contingencia que ha dispuesto Aguas Chañar. La empresa sanitaria está siendo fiscalizada rigurosamente por la Superintendencia de Servicios Sanitarios, por el Gobierno, lo que significa contar con estanques en las poblaciones y camiones aljibes para que la gente tenga agua potable.

 

Intendente de Atacama, Miguel Vargas.